Una de las playas vírgenes más conocidas del Parque Natural, bien sea por las películas que se han rodado en ella, por su belleza volcánica o sus atardeceres mágicos… siempre merece la pena visitar este apartado rincón del mundo.