Desde pequeña siempre disfruté pintando este tipo de veleros, «barcos piratas» que representan y expresan un deseo de evasión, de libertad, de viaje, de aventuras… cuando los veo pasar frente a mi casa, me siguen evocando ese deseo…